Acción y efecto de las quemaduras solares

Las quemaduras solares son incomodas, dolorosas y estéticamente horribles. Los más presumidos podrían afirmar que no hay nada peor que intentar ponerse moreno y acabar con el  cuerpo quemado.

Lejos de quedarse en un aspecto meramente estético, las quemaduras y las exposiciones prolongadas al sol traen consigo una serie de perjuicios para el organismo:

  • Pueden dar lugar a síntomas como  ampollas, fiebre, quemaduras de segundo grado e inflamación, viéndose obligados a ser tratados de urgencias las personas que las sufran.
  • Provocan envejecimiento prematuro de la piel por el deterioro del colágeno y la elastina, esto conlleva la aparición de manchas, arrugas y flacidez.
  •  Pueden alterar la función de los glóbulos blancos y verse debilitadas nuestras defensas.
  •  Entre otros problemas también  pueden provocar la aparición de tumores.  Se debe a que los rayos UV tienen una gran capacidad de penetrar en los tejidos, llegar al núcleo celular modificar el ADN y dar lugar a las mutaciones.
  • Otro de los problemas es que el sol puede aumentar la probabilidad de desarrollar cataratas

En conclusión tenemos que concienciarnos que el exceso de sol  es dañino para nosotros,  no debemos olvidar el uso de protectores solares, gorras, gafas con filtros UV, etc.

Todo es poco para cuidarnos

Tú farmacéutica