Aprendizaje Temprano

       Aprendizaje temprano

Para esta semana nos gustaría hablar sobre la importancia en los dos primeros años de vida del desarrollo físico, intelectual, social y emocional de los bebés, así como los efectos tan beneficiosos de una adecuada y correcta estimulación.

La estimulación temprana es un conjunto de ejercicios y técnicas encaminadas a desarrollar y favorecer las potenciales que tienen todos los niños.

Las actividades que te proponemos son una pequeña parte de las muchas que incluye el Aprendizaje temprano. Estas actividades estarán agrupadas por trimestres.

1-3 meses

  1. Tumbado boca arriba muéstrale un juguete de vivos colores, a una distancia de 30cm de sus ojos, muévelo de un lado a otro. Con esto desarrolla la coordinación de la vista, la cabeza y el cuello
  2. Háblale mirándole a la cara para que mire tu boca, canta, sonríe. Repite los sonidos que tu bebe emita. Mientras le hablas, acaríciale la cara y la comisura de los labios. Así desarrolla el lenguaje, la comunicación y el vinculo afectivo
  3. Tumbado boca arriba haz soñar diferente sonidos cerca de tu bebe- acércaselos al oído izquierdo y al derecho. Favorece el desarrollo de la audición
  4. Coge a tu bebe suavemente por los tobillos y estírales alternativamente la pierna derecha y la izquierda (se puede realidad de 3 a 5 veces). Con esto fortalecemos la musculatura de las piernas
  5. Tumbado boca abajo   coloca sus brazos doblados y apretados contra su pecho. Ponle delante de su cabecita un juguete llamativo y anímalo a que suba la cabeza. Cuando fije sus ojos en el juguete, elévalo para que suba también su cabeza. Consigue el control de la cabeza. Desarrolla la musculatura del cuello y de la espalda

3-6 meses

  1.  Tumbado boca arriba muéstrale al bebé un juguete de vivos colores y muévelo a unos 30cm de sus ojos. Muévelo hasta que el bebé logre una rotación de 180º. Aumenta poco a poco, la velocidad y la amplitud del movimiento. Con esto favoreces el desarrollo de la coordinación de la vista, la cabeza y el cuello
  2. Coloca tu dedo o un sonajero en la palma de la mano del bebé e intenta que lo sostenga brevemente, con ello desarrolla la precisión de la mano
  3. Tumbado boca arriba coloca una anilla en cada mano de tu bebé. Empuja la de su mano derecha para hacerle volverse hacia la izquierda; luego la de la mano izquierda para hacerle volverse hacia la derecha. (se puede repetir de 2 a 3 veces). Con esto consigue el fortalecimiento de la musculatura general y equilibrio.
  4. Con mucha suavidad, lleva al bebé a la posición de sentado tirando lentamente de sus antebrazos. De la misma forma, llévalo despacio hasta la posición de tumbado (se puede repetir de 2 a tres veces). Fortalecerá la musculatura abdominal y de la espalda
  5. Tumbado boca arriba coloca una goma gruesa contra la planta de los pies del bebe, luego, aplica una pequeña presión.  El bebé empezará a extender y doblar sus piernecitas rítmicamente. Fortalecerá la musculatura de las piernas

6-9 meses

 

  1. Tumbado boca arriba ofrécele un espejo pequeño e irrompible y déjale que se observe mientras tú repites su nombre. Refuerza su visión y lenguaje
  2. Tápale la cara al bebé con un pañuelo y espera a que se lo quite. Llámale pronunciando su   nombre con claridad. Favorece la visión y el lenguaje
  3. Tumbado boca arriba mientras le cambias el pañal, cuéntale lo que estas haciendo. Utiliza palabras familiares, con un lenguaje claro. Beneficia el lenguaje y la comunicación
  4. En cada mano de tu bebé coloca una anilla y tira suavemente de éstas hasta llevarlo a la posición de sentado. Despacio, vuelve a colocarlo en la posición de tumbado. (se puede realidad de tres a cinco veces). Conseguirá el fortalecimiento y desarrollo de la musculatura abdominal y de la espalda
  5. Tumbado boca arriba flexiona las piernas de tu bebé sobre su abdomen, coge sus pies y enséñaselos. Ponle a tu bebe un calcetín llamativo para que intente cogerlo. Intenta que flexione sus piernas sobre el abdomen, para que luego las estire. Fortalece la musculatura de las piernas

 

9-12 meses

 

  1. Tumbado boca arriba jugad juntos al escondite: primero, oculta la cara de tu bebe con un pañuelo. Luego, llámale por su nombre. Cuando se haya quitado el pañuelo, esconde tu cara detrás del pañuelo y pregúntale ¿dónde está mamá/papá? Finalmente, déjale que te lo quite. Estimulas el lenguaje
  2. Juega a poner diferentes expresiones con tu cara: alegría, tristeza, sorpresa…abre y cierra tus ojos, tu boca…saca la lengua, haz ruidos con la lengua y los labios, tira besos, sopla. Beneficia el lenguaje y la comunicación
  3. Envuelve con un papel un juguete que produzca sonido. Dale el juguete a tu bebé para que él/ella lo desenvuelva. Desarrolla la precisión manual
  4. Tumbado boca arriba coge los bracitos de tu bebé, luego crúzalos y ábrelos. (se puede repetir de tres a cinco veces). Fortalece y coordina los brazos.
  5. En la misma posición ofrécele tus manos al bebe para ayudarle a que se siente. Cuando ya este sentado, vuelve a tumbarlo con mucha suavidad, con esto favorece la musculatura abdominal

bibliografía

Guía de aprendizaje temprano de Johnson&Jhonson S.A

Tu farmacéutica