VIH

Vamos hablar sobre un tema  muy actual “el VIH”, aunque lleva años siendo de actualidad.

En las noticias no dejan de mencionarlo estos últimos días y se debe a que van a empezar a comercializarse por las farmacias comunitarias unos test de autodiagnóstico del VIH.

Y puede ser que os planteéis,  ¿Y tanto revuelvo por eso? Pues sí, porque hasta hace muy poco no se podía, lo que resultaba raro puesto que en otros países europeos sí que se hacía, como por ejemplo en Francia, Bélgica e Italia.

Ante todo debe quedar claro que es un test que nos va a servir para la prevención de la trasmisión de dicho virus, puesto que se estima que en España existen entre 140.000 a 145.000 personas con VIH, de las cuales alrededor del 18% desconocen que están infectadas.

Este test de autodiagnóstico no va a sustituir al diagnóstico convencional, pero con un diagnóstico precoz  pueden beneficiarse antes del tratamiento antirretroviral y desde la perspectiva de salud pública las personas diagnosticadas reducen la transmisión de la enfermedad con un uso más consistente del preservativo y la reducción de prácticas de riesgo.

Cuando una persona se infecta por VIH, el virus comienza a replicarse principalmente en células del sistema inmune, dando lugar a la destrucción  de los linfocitos CD4 esenciales para la respuesta inmunitaria, haciendo que la persona sea susceptible de adquirir otras infecciones comunes, que pueden provocar enfermedades de mayor gravedad.

Generalmente se tarda entre 2 y 8 semanas, tras la infección, en desarrollar anticuerpos detectables, y casi todas las personas lo han generado a los 3 meses de la práctica de riesgo. Hasta que se generan estos anticuerpos se puede obtener un resultado negativo, aun estando infectado conociéndose este tiempo como “periodo ventana”

La relevancia de dicho periodo reside en que el test es una prueba de diagnóstico de infección dirigida a detectar anticuerpos frente al virus, si no se espera el tiempo prudencial, darán falsos negativos, a pesar de que existe infección y el VIH puede transmitirse.

Si se ha hecho alguna practica de riesgo, tiene la duda y necesita una respuesta rápida, deberán hacerse las pruebas convencionales en su centro médico.

¿Quién debería realizarse un test de VIH?

– Aquellos que hayan mantenido relaciones sexuales con penetración (anal o vaginal, u oral,  sobre todo si hubo eyaculación) sin preservativo con una persona con infección por VIH o de la que desconoce su estado serológico

– Todos aquellos que hayan compartido material de punción

– Los que hayan padecido alguna infección de transmisión sexual, tuberculosis o hepatitis.

Desde farmacia Aguadulce esperamos que os haya sido útil la información. Y ante cualquier duda aquí nos encontrareis.

Tu farmacéutica

Deje un comentario

Su email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

Puede usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>